>

Agenda

VariosDesde el 25 de septiembre
al 26 de septiembre
Puntos de interés

Plaza de toros de la Malagueta

Málaga
Lugar. de Cervantes,
. 952 221 727, en horario de taquilla
la-malagueta.es


La historia taurina de nuestra ciudad se remonta a muchos años antes. Según datos históricos, hubo una plaza de madera en la que se celebraban las corridas en el último tercio del siglo XVIII, si bien la tradición taurina de la ciudad era aún más vieja. Estaba situada en terrenos junto al antiguo convento del Carmen y su capacidad era para cinco mil personas.


Fue de madera la plaza que la sustituyó y que se construyó en 1817. Estaba situada hacia el poniente de la ciudad, junto al mar, y tenía un aforo superior a la primera, se encontraba entre varios almacenes de la casa Heredia y parece ser que el temor a un incendio que se pudiera propagar a ellos fue la causa de que desapareciera.

No tuvo una sustitución digna, ya que la que se hizo, también de madera, en Puerta Nueva, era pequeña y tan sólo sirvió para novilladas y espectáculos de menor categoría. Se pensó en construir otra plaza y así se hizo en el solar de la huerta del extinto convento de San Francisco. Esta plaza se inauguró el 14 de agosto de 1849 con reses de la ganadería de Alvareda que mataron los espadas Montes y Parra.

Era de cantería y ladrillo, a excepción del tendido, que constaba de catorce gradas de madera pintadas. En 1852 se sustituyeron estas gradas por un tendido de cantería, inaugurándose la segunda época de la plaza el 29 de mayo de 1853.

En 1864, y por disgusto del propietario por una suspensión de corrida por razones de orden político, se procedió a su demolición, quedándose nuevamente Málaga sin festejos taurinos. La plaza derruida tenía capacidad para doce mil espectadores y, a veces, entraron dos mil más.

Posteriormente se habilitó un espacio teatro-circo llamado De la Victoria, por una sociedad que dio algunas novilladas con muy buen éxito. En 1865 se hizo desaparecer el decorado del escenario y se construyó en él un graderío, con lo que se logró que tuviera una capacidad de tres mil localidades. No respondía esta plaza a la categoría de la ciudad ni a su tradición taurina y se decidió la construcción de una nueva plaza de toros.
La Malagueta.

Se eligió un terreno entre el sector de La Malagueta y el Paseo de Reding y los planos fueron trazados por el arquitecto José Rucoba. Tras varias vicisitudes, se llevó a cabo la obra comenzada en 1874. La inauguración se verificó el 11 de junio de 1876 lidiándose toros de la ganadería de Murube que fueron estoqueados por Manuel Domínguez, Antonio Carmona 'El Gordito' y Rafael Molina 'Lagartijo'.

Hubo tres festejos y así el día 12 alternaron los tres espadas del día de la inauguración más Manuel Fuentes 'Bocanegra' y mataron ocho toros de la ganadería de Anastasio Martín; el día 15 la terna estuvo compuesta por Manuel Domínguez, 'El Gordito' y Manuel Fuentes 'Bocanegra', que estoquearon reses de Concha y Sierra y se cerró el ciclo el día 18 con toros del Marqués de Saltillo, que mataron Gordito y Bocanegra. La entrada de sombra costó dieciocho reales y la de sol, doce.

La plaza tiene la forma de un polígono regular de dieciséis lados, el redondel mide cincuenta y dos metros de diámetro y tiene una cabida de once mil espectadores sentados, aunque después de la última fila hay un espacio en el que los días de gran expectación han entrado tres mil personas más.
No sabemos lo que ocurrió en aquellos festejos, porque entonces no se daban referencias artísticas, pero sí sabemos, en cambio, que el 17 de julio de 1881 actuó el famoso Rafael Molina 'Lagartijo' y que la gente le recriminó de forma tan violenta su actuación, que el diestro cordobés subió al tendido y agredió a un espectador.

Y también que el 31 de agosto de 1887 se lidió un toro famoso, 'Gorrete', de la ganadería de Antonio Miura que lesionó a los picadores Agujetas y Badila, cogió a los banderilleros Juan Molina, Torerito y Manene y volteó a los matadores Espartero, Mazzantini y Lagartijo. Este toro ha pasado a los anales de la fiesta como uno de los que mayor sentido ha desarrollado en una plaza.

Nuestra plaza de toros, en estos ciento veinticinco años de existencia, ha sido escenario de grandes acontecimientos y, también, de anécdotas y hasta se han tenido que lamentar dos percances mortales. El primer acontecimiento se produjo el 28 de febrero de 1916 cuando en el transcurso de las Fiestas de Invierno tuvo lugar el primer mano a mano de la historia entre Joselito el Gallo y Juan Belmonte.

El primer accidente mortal se produjo también en el mes de febrero de 1926, exactamente el día 11, en una corrida a la que asistieron los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, cuando el toro 'Extremeño', berrendo en negro de la ganadería del Marqués de Guadalest, infirió una cornada a Manuel Báez 'Litri', que en principio no fue calificada de grave, pero que originó que el 17 del mismo mes le fuera amputada la pierna y que falleciera un día más tarde.

En los años cuarenta el picador Francisco Embid 'El Chófer', toreando a las órdenes de Domingo Ortega, sufrió una caída, quedó debajo del caballo y falleció días después. Han sido las dos únicas muertes registradas en los anales de La Malagueta.

Alternativas

El primer torero que recibió la alternativa en La Malagueta fue el malagueño Matías Lara 'Larita' hecho acaecido el 1 de septiembre de 1914 con Paco Madrid de padrino y Juan Belmonte de testigo y toros de González Landin. Toreros no malagueños alternativados en nuestra plaza fueron el bilbaíno Martín Agüero, el gitano Rafael Vega de los Reyes 'Gitanillo de Triana', el portugués Paco Mendes, el linarense José Fuentes, el mexicano José Antonio Gaona, el madrileño José Miguel Arroyo 'Joselito' y el sevillano Joselu de la Macarena.

Después de Larita recibieron el doctorado los siguientes toreros malagueños: Bernardo Muñoz 'Carnicerito de Málaga', Joseíto de Málaga, también conocido como 'el Manteca', Torerito de Málaga, Manolo Segura, Manolé, Antonio Medina, El Monaguillo, Miguel Márquez, Utrerita, Pepe Luis Román, Antonio José Galán, Manolo Ortiz, José Ortega, Juan Arias, Salvador Farelo, Alfonso Galán, Paco Aguilar, Jesús Márquez, Manolo Ternero, Pepe Luis Martín, Juan José Trujillo, Javier Conde, Sánchez Parada, David Vilariño y Martín Antequera.

En el anecdotario de las alternativas hay que consignar la de Manolo Ortiz que se produjo sin estar anunciado en los carteles y gracias a una sustitución de última hora. Sin embargo su hijo, Ricardo Ortiz, que sí estaba anunciado para doctorarse, no llegó a un acuerdo final con la empresa y se doctoró en Quito.

Los hermanos Márquez y los hermanos Galán han sido los único que han repetido ceremonia familiar en La Malagueta. Antonio José Galán iba a ser el padrino de su hermano pero el día anterior resultó gravemente herido en Vitoria. Joselito tomó la alternativa siendo un perfecto desconocido, pero de aquí saltó a la fama.

Heridos graves

Además de los accidentes mortales ya consignados, en La Malagueta se produjeron muchos percances graves, aunque siempre se contó en la enfermería con médicos muy prestigiosos como los doctores Horacio Oliva y Antonio de Luna y actualmente su hijos, Juan Pedro de Luna y Horacio Oliva. Antonio Ordóñez y su hermano Pepe sufrieron graves cogidas, lo mismo que El Viti, Palomo Linares, José Miguel Arroyo 'Joselito', El Monaguillo, Dámaso González, Roberto Domínguez, Ricardo Ortiz, Juan José Trujillo y otros.

Por cierto, que el parte facultativo que consigna 'pronóstico reservado' se impuso tras la muerte de Litri, porque la herida fue calificada en principio de leve, con el posterior desenlace.

Otro herido grave fue el puntillero Juan Viñolo que al ir a rematar a una res, ésta se levantó y le infirió dos cornadas en ambos muslos.

EVENTOS EN ESTE LUGAR